Hollywood, no te mereces a Amy Adams

viernes, febrero 03, 2017 María Alcaraz 0 Comments


Cuando Amy Adams se hizo famosa no tenía 15 años y compartía cartel con un imberbe Leonardo DiCaprio - aunque realmente sí lo hizo en 'Atrápame si puedes'-, sino que estaba al comienzo de la treintena y llevaba muchos años intentando hacerse un hueco en el mundo de las estrellas.

Su primera nominación al Oscar en 2005 por su papel en la pequeña 'Junebug', hizo que Adams entrara en el radar de los aficionados al cine. Lo que podría haber quedado en una nominación fortuita que la hubiera relegado a ser una secundaria recurrente de sitcom, tardó unos años en consolidarse. Fue en 2007 cuando la actriz se dio a conocer al gran público metiéndose en la piel de una princesa Disney. Poco a poco siguió creciendo como actriz, eligiendo y participando en proyectos cada vez más interesantes, convirtiéndose en una regular de los Oscar, y acumulando nominaciones.

Muchos dicen que Amy Adams realmente no es una estrella, pero lo sea o no, ella siempre está ahí. Sea una gala de premios, un vídeo cuyo propósito es hacerse viral en el que sale con otros actores o un talk show, a Amy no se le resiste nada.

(A ver cuantas te sacan esto adelante y salen tan airosas como Amy Adams) 

Pero parece que todo esto no es suficiente. Aunque tras la última edición de los Globos de Oro el publicista de la actriz arregló unas cuantas entrevistas sobre 'La Llegada' (película que llevaba en cartel unos cuantos meses) e incluso consiguió que la actriz recibiera su estrella en el paseo de la fama, este año nos encontramos con su indignante ausencia - sentimos la poca profesionalidad de esta declaración - en la categoría de 'Actriz Principal' en la próxima edición de los Premios Oscar. La academia ha decidido ignorar el delicado trabajo de Adams en 'La Llegada', largometraje con ocho nominaciones, entre ellas 'Mejor Película', 'Mejor Director', y 'Mejor guion'.

Fotograma de 'La llegada'
Casi todos están de acuerdo en que el puesto que le pertenecía a Amy Adams era el ocupado por Meryl Streep. Algunos lo achacan al emotivo - y fantástico - discurso de la veterana en los Globos de Oro, que coincidió justo con el periodo de votaciones de los académicos. Otros a que el género de 'La Llegada' no es un vehículo atractivo para conseguir reconocimiento (aunque la cinta sea la segunda más nominada) y el resto a que Amy Adams siempre gusta mucho, pero desgraciadamente, nunca es la favorita. Aun sí, los premios de cine han decidido regalarle a Meryl Streep una 20º nominación. De nuevo le hacen un hueco a la actriz viva más galardonada por una película de modesta acogida entre la crítica y que realmente nadie recuerda haber visto.

¿Y esto por qué? No es la primera vez que un actor, tras completar una carrera perfecta (nominación al Critics Choice, Globo de Oro, SAG y Bafta), se queda fuera de los Oscar. Ya pasó en 2011 con Tilda Swinton en 'Tenemos que hablar de Kevin', con Marion Cotillard en 2012 con 'Óxido y Hueso' o más recientemente en 2014 con Jake Gyllenhaal en 'Nightcrawler'. Pero en estos casos, las respectivas películas no tenían la validación por parte de la Academia que tiene 'La Llegada'.

Aunque es la primera vez que Amy Adams se queda fuera cuando todo apuntaba a que esto no iba a ser así (por 'Big Eyes', aun ganando el Globo de Oro, ya se sabía que posibilidades no tenía ninguna), es una pena que justamente sea por su papel en 'La Llegada' el año en que injustamente se convierte en una casi nominada.

La Dra. Louise Banks, su personaje en la película, es la prueba de que una película de ciencia ficción -ligera, porque en el fondo lo que menos nos importaba de 'La Llegada' eran los aliens-, inteligente, protagonizada por una mujer de 40 años, con un personaje no especialmente simpático y en todo momento sin maquillar, puede "hacer dinero". Claro que no tiene esas taquillas descomunales de los blocksbusters veraniegos, pero una película que tuvo como presupuesto 47 millones de dólares, lleva recaudados más de 180 a nivel mundial. Con esto y las ocho nominaciones, Paramount ha descorchado la botella de champán.

Amy Adams en 'Animales Nocturnos'
Hollywood decide premiar de nuevo a Streep y dejar de lado una de esas actrices "de oficio" que puede salir airosa de casi cualquier cosa. Amy Adams te hace de lingüista como en 'La Llegada', como de mujer despampanante con escotes por el ombligo ('La gran estafa americana'); de monja modosita en 'La Duda', de barriobajera ('The Fighter') o de princesa Disney ('Encantada'), y nunca ves a Amy Adams, ves a su personaje. Ella y esa melena que casi se merece un Oscar a parte consiguen mimetizarse con el personaje en cuestión y ponerse a disposición de la película. Y eso, susodichos académicos, no lo hacen todas. Volviendo a Meryl Streep, por ejemplo, la actriz siempre es el centro de atención de su película (-¡Mira qué acento! ¡Pausa para que riáis, hago dramas porque soy actriz seria pero también se ser divertida!-). Amy ha decidido ser actriz antes que ser estrella y para eso, cuanto más desconocida, mejor.

Este año, en 'Animales Nocturnos' (otra cinta tristemente ignorada en los premios de la Academia), Adams trae uno de sus personajes más interesantes hasta la fecha. Susan, una mujer con un pasado que le pesa demasiado en la espalda, se pasa la película leyendo un libro escrito por su ex-marido y que es una macabra y exacerbada visión de su pasado con él. Y con esta intervención secundaria Amy Adams vuelve a demostrar que puede hacer de todo. Esa escena con su madre en la que hace de una chica con 20 años menos, como diría un amigo, te roba la peluca.

Con cinco nominaciones a la espalda, Amy no descansa. En marzo comenzará la grabación de 'Heridas Abiertas' una miniserie para HBO donde protagonizará la adaptación de la novela de Gillian Flynn, autora de Perdida. 'Encantada 2' ya está entre sus planes y seguirá llenando su cuenta de ahorros con su participación como Lois Llane en la franquicia DC. Todavía no sabemos cuál será el proyecto que por fin la haga favorita absoluta un año y le de ese Oscar que, casi todos estamos de acuerdo, se merece. De mientras, seguirá trabajando sin parar, que es lo que mejor hace Amy Adams.

Te puede interesar

0 comentarios:

¡Gracias por dejarnos tu opinión!